jueves, 4 de octubre de 2012


« ¿ALGUNO DE VOSOTROS VE COLORES ALREDEDOR DE LOS CUERPOS?»
Katherine 

Me llamo Katherine y me ha ocurrido algo muy extraño. En diciembre pasado, trabajaba como maestra sustituta en una pequeña escuela de distrito en El Monte, California. Me dieron la clase de primero. Había unos veinte niños en la clase y se portaban muy bien. Era el final de la jornada y yo había llevado algunos de mis «dibujos de energía», simplemente porque se me ocurrió. (Podía dibujar y pintar esas «imágenes de energía» con los ojos cerrados.) Las pegué en la pizarra, al frente de la clase, mientras los niños estaban sentados en la alfombra, delante de mí. Yo estaba sentada en una silla. Algo en mi interior me indujo a preguntar: « ¿Alguno de vosotros ve colores alrededor de los cuerpos?»Todos los alumnos me miraron y después se miraron entre sí. Entonces, tímidamente, unos cinco niños levantaron la mano. En ese momento, el aire cambió. Sentí que aumentaba la energía, como si se abriera una puerta entre esos niños y yo. Fue increíble y hermosísimo. Un niño que se comportaba de un modo algo inmaduro creció allí mismo, ante mis ojos. Su manera de hablar  mejoró y me dijo que veía una niebla de color encima de las personas, todo el tiempo; a continuación describió la mía correctamente. (Hace algún tiempo, varias personas me dijeron que mi atraerá dorada.) Después describió otras: sonrosada, azul lavanda y rosa y entonces señaló el aura de un índigo. Ese niño índigo, llamado Erick, simplemente me miró y yo lo miré. Entonces le pregunté; « ¿Sabes de qué estamos hablando?» Movió la cabeza hacia arriba y hacia abajo, muy despacio. Entonces añadí: «Te saludo y me alegro de conocerte». Sentí un cosquilleo en todo el cuerpo. Le pregunté: « ¿Sabes por qué estás aquí?» Asintió muy despacio. Dije entonces: «Eres lo que hemos estado esperando.» Asintió. Yo sabía, en lo más profundo de mi corazón, que era cierto. Entonces, otros niños me dijeron lo que veían. Todos sabían sobre auras y ángeles. No recuerdo el nombre del primer niño, pero me dijo que invoca a los espíritus. «Acuden en forma de mariposas hechas de luz. Nadie más las ve», dijo. Viaja a otros planetas con ellas y es consciente, cuando eso ocurre. Otros me dijeron que ven un borde de color en torno a los cuerpos y que esa habilidad es algo que activan o desactivan a voluntad. Otros niños ven ángeles los viernes y algunos los ven en enero. Ese día ocurrieron más cosas increíbles, pero tendría que escribir un libro para abarcarlas a todas. Sin embargo, nunca lo olvidaré.

Mas mensajes, anécdotas e impresiones sobre los niños índigo
LEE CARROLL & JANE TOBER



No hay comentarios:

Una visión diferente

Observar mateniendo la distancia para tener una visión más general, mientras permaneces en ti mismo, es la forma de dejar de ver el mundo desde abajo, para tratar de contemplarlo desde una perspectiva más alta.
Esto nos ayuda a escuchar la voz de nuestra sabiduría interior, a que nos pongamos en el lugar de lo ocurrido, pero que continuemos siendo nosotros mismos...........