Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2012
LA HISTORIA DE KATIE Jennifer Walsh

Desde el instante en que nació, supe que Katie no era como los demás. Poseía una conciencia que nos impresionaba. Cuando abría los ojos, resplandecía en ellos la sabiduría de los siglos. Cuando mira alguien, penetra en su alma. Dormía muy poco. Reaccionaba ante los cantos indígenas, pero parecía tener dificultades para encajar dentro de su cuerpecillo. A menudo se sentía muy frustrada. Como yo llevaba muchos años trabajando con la energía, me di cuenta de que Katie era muy sensible a los sonidos y a la energía de los demás. Era y sigue siendo particularmente sensible a la negatividad y la falsedad. Desde que Katie empezó a hablar, me dijo que procedía de una estrella. Varias veces la encontré mirando el lucero vespertino y salmodiando para sí misma. Tiene un increíble sentido del humor, imaginación y creatividad, además de un gran sentido de sí misma. A veces juega al juego de la «creación» conmigo. Me dice que ahueque las manos y entonces pone las…
SUBIR A UN NIVEL SUPERIOR Yvonne Zollikofer 
Ayer, mi hijo, Víctor, estaba jugando con algunos juguetes en su bañera y nos pusimos a charlar tranquilamente. -Víctor, me contaste muchas cosas sobre tus vidas antes de venir aquí. ¿Puedes recordar algo de lo que ocurrió justo antes de que nacieras aquí, como hijo mío? Los ojos de Víctor parecieron ir muy lejos y después respondió:-Sí, me habían dicho que fuera a la Tierra para ayudar. Por un lado, no quería venir, pero por el otro, sí, de modo que dije que sí. Así que tuve que cavar un túnel para llegar hasta aquí. Seguí:-¿Estaba oscuro o había luz? ¿Qué sentías? -Oh, era muy estrecho y oscuro.-¿Y tienes alguna idea de lo que ocurrirá cuando dejes esta vida?-Sí. El túnel será muy brillante y subiré a un nivel superior. Se puso a jugar otra vez y en esos momentos dejo de hacer pregunta
Homenaje a los niños índigo. Jane Tober & Lee Carroll
« ¿ALGUNO DE VOSOTROS VE COLORES ALREDEDOR DE LOS CUERPOS?» Katherine 
Me llamo Katherine y me ha ocurrido algo muy extraño. En diciembre pasado, trabajaba como maestra sustituta en una pequeña escuela de distrito en El Monte, California. Me dieron la clase de primero. Había unos veinte niños en la clase y se portaban muy bien. Era el final de la jornada y yo había llevado algunos de mis «dibujos de energía», simplemente porque se me ocurrió. (Podía dibujar y pintar esas «imágenes de energía» con los ojos cerrados.) Las pegué en la pizarra, al frente de la clase, mientras los niños estaban sentados en la alfombra, delante de mí. Yo estaba sentada en una silla. Algo en mi interior me indujo a preguntar: « ¿Alguno de vosotros ve colores alrededor de los cuerpos?»Todos los alumnos me miraron y después se miraron entre sí. Entonces, tímidamente, unos cinco niños levantaron la mano. En ese momento, el aire cambió. Sentí que aumentaba la energía, como si se abriera una puerta entre esos ni…